Facebook Twitter Gplus YouTube E-mail RSS
Home La EUPLA en los medios David Asiaín: La EUPLA diseña un bastón para predecir riegos de aludes o niebla en el Pirineo
formats

David Asiaín: La EUPLA diseña un bastón para predecir riegos de aludes o niebla en el Pirineo

FOTO: El prototipo estuvo instalado un año en Panticosa

El prototipo estuvo instalado un año en Panticosa

Fuente: Heraldo de Aragón, Lunes 5 de diciembre de 2011 (pág. 13).

Se trata de una herramienta para captar datos meteorológicos más precisos y que facilitaría información de sendas o fuentes.

LA ALMUNIA. La Escuela Universitaria Politécnica de La Almunia (Eupla) participa en un proyecto de recogida de información para la prevención en los Pirineos. Se trata de un bastón que servirá para predecir riesgos meteorológicos en la montaña, como aludes o nieblas. Se trata de un sistema transfronterizo europeo en el que están implicadas varias entidades e instituciones francesas y españolas.

Tiene como objetivo, el diseño de herramientas para la captación de datos meteorológicos y de la nieve, con los que evitar riesgos a ambos lados de la Cordillera Pirenaica, así como la creación de un portal web de esquí, al que el usuario registrado podrá acceder por medio de nuevas tecnologías como el ‘smart phone’.

La posibilidad de tormentas, nieblas y partes meteorológicos detallados o el estado que presentan sendas y fuentes de agua es parte de la información a la que se podría tener acceso en un futuro próximo. El Sistema Transfronterizo de Información para la Prevención en los Pirineos (STIPP) se financia con fondos europeos Feder, y en él, están trabajando asociados desde la vertiente española: el ITA, el Ayuntamiento de Jaca, el Salud, Aemet, y la EUPLA. Del lado francés son socios: la agencia Meteo France, la Escuela Nacional de Ingenieros de Tarbes (ENIT), el instituto tecnológico Medes y la administración de Sanidad gala.

Texto en imagen

La escuela almuniense está desarrollando el dispositivo (un bastón) para recoger las medidas meteorológicas y nivológicas, así como la red que permitirá después la lectura por parte de de Aemet o Meteo France.

Del diseño del portal web se hace cargo el ITA, que también trabaja en el sistema de una mochila medicalizada en refugios, para que, en caso de un siniestro en la montaña, se puedan enviar datos vitales de la persona accidentada de forma remota.

El instituto tecnológico francés desarrolla la aplicación para el sistema de ‘smart phone’, los departamentos de Salud de ambos países asumen los primeros auxilios y otras acciones sanitarias y en el Ayuntamiento de Jaca se alojaán el portal con los servidores y los sistemas informáticos.

Una pértiga de fibra

Según explica David Asiaín, principal investigador del centro almuniense en este proyecto, el bastón que está diseñando la EUPLA se ha creado íntegramente para el STIPP. Se trata de una especie de pértiga de fibra de vidrio que tiene unos 3,5 metros y que se puede anclar a diferentes alturas en la propia montaña, sin tener que hacer obra civil, ya que se puede fijar sin cimentación ni zapatas. “Lleva un conjunto de sensores -explica Asiaín-, que miden la temperatura y la humedad, la altura de la nieve precipitada, capta la temperatura de la nieve también queremos incorporar sensores para medir la densidad y poder predecir incluso el riesgo de avalanchas”. El sistema es autónomo porque se abastece con paneles solares que captan la luz del sol y la reflejada por la nieve. “Es una idea innovadora porque en los Pirineos hay muchos lugares en sombra y así se maximiza la absorción de energía solar”, indica este investigador.

Amplía las redes de observación

Por su sencilla instalación, esta herramienta, que amplía las redes de observación en los Pirineos, puede emplearse también en pruebas deportivas temporales al generar partes meteorológicos más precisos.

El prototipo de este bastón ha estado durante un año en Panticosa, a 1.900 metros de altura, entre el barranco de Arguedas y de Ordicusa. “El funcionamiento ha sido un éxito”, comenta David Asiaín.

Ahora, el aparato está de nuevo en la EUPLA para instalarle nuevos sensores. La información que éstos recogen, se envía automáticamente cada diez minutos y por un enlace inalámbrico hasta un refugio, desde donde se remite a un servidor, donde se almacena en la base de datos para que la recojan las agencias meterorológicas, la prcesen y elaboren los partes.

El nuevo sistema no sustituye a los sistemas de observación convencionales, precisa este investigador de la EUPLA, sino que “mejora y amplía los puntos de lectura y aumenta las captaciones para mejorar los partes meteorológicos”.

Silvia Lacárcel. Heraldo de Aragón.

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn
No Comments  comments 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *